Ferme de Kervenac'h

test
La eficiencia en la clasificación de huevo aumentó en un 50%

Entrevista con Patrick Chapin - dueño de Ferme de Kernenac'h

En el 2013, una clasificadora fue instalada en el pequeño e idílico pueblo de Treglamus, en Francia. La clasificadora instalada fue la primera OptiGrader 400 en Francia, aunque su hermana mayor, la clasificadora OptiGrader 600 ya estaba instalada en Francia. La OptiGrader 400 de Ferme de Kervenac’h tiene una capacidad de 135.000 huevos por hora cuando se usa en combinación con el sistema de cargado automático. Cuando éste modelo se utiliza en combinación con un acumulador su capacidad puede alcanzar hasta 144.000 huevos por hora. 

La instalación

La clasificadora OptiGrader instalada está integrada con un despaletizador totalmente automático, con un elevador de potencia semiautomático para cargar manualmente varias pilas de huevos en un solo movimiento y un sistema de carga de huevos automático, al final del proceso, cuando los huevos ya salen de la OptiGrader empacados, cuenta con una línea completamente automatizada. Las cajas llenas con los huevos empacados son pesadas, escaneadas y enviadas al panel correspondiente de acuerdo a los patrones de programación pre establecidos. 

Anteriormente se tenían dos estaciones de clasificación y empaque de huevos más pequeñas, pero para poder aumentar su crecimiento, la empresa optó por centralizar este proceso en Treglamus, donde la OptiGrader 400 tiene la capacidad de clasificar y empacar los pedidos diarios. "Decidir comprar otra clasificadora fue una elección fácil de hacer", dice Patrick Charpin, "Después de haber una buena experiencia con nuestra clasificadora por muchos años, ¿Por qué íbamos a cambiar la fórmula ganadora?"

Ferme de Kervenac’h cuenta con tres sitios de producción en donde empaca los huevos con empacadoras de granja FarmPackers, desde donde suple principalmente a los grandes minoristas de descuento. En este segmento del mercado, cada centavo cuenta, las condiciones contractuales son muy estrictas y la confiabilidad es la clave para tener un proceso eficiente y exitoso, y confiabilidad fue lo que la granja ha logrado con la compra de la Optigrader 400. Igualmente, la confianza que siente Chapin en el soporte local y lograr cubrir todas sus necesidades con un solo proveedor, hicieron que su decisión fuera aún más fácil. 

A medida que la capacidad de las clasificadoras de huevos va aumentando, es vital, que la planificación y organización del proceso sea lo más eficiente posible y que la cantidad de paradas temporales sea reducida al mínimo. Inmediatamente después de la puesta en marcha de la OptiGrader 400 en Ferme de Kervenac’h, los números llegaron a más de un millón de huevos clasificados y empacados en un día laboral de 8 horas. El resultado logrado generó un significativo aumento en la eficiencia de la producción, contando además con un eficaz y avanzado control de calidad y sistema de extracción de huevos fuera de rango. ¡El número de huevos clasificados por hora hombre ha aumentado en un 50%!

Este aumento en la eficiencia se ha logrado en parte gracias al concepto de limpieza que SANOVO ha introducido en su línea de clasificadoras de huevos y al uso del sistema de limpieza automática CIP en el cargador de huevos OptiLoader. Toda la sección de alimentación de los huevos, incluidas las básculas de pesaje, el detector de grietas y el mecanismo de inserción son totalmente lavables. No es necesario cubrir o sacar ninguna de las partes para evitar daños, incluso, las líneas de empaque son completamente lavables. Este eficiente sistema de limpieza ha logrado un mayor estándar de higiene, una reducción general de las horas de limpieza y por consiguiente un ahorro significativo de los costos de mano de obra. 

Chapin afirma que, con la nueva configuración de la OptiGrader, con el desapilador de empaque y el empaque de huevos en el mismo sitio, le ha permitido organizar grupos de trabajo dedicados en cada parte de la máquina logrando el óptimo rendimiento de la clasificadora. 

El programa EGG-IT-Touch y las grandes pantallas de información en la parte superior, permiten a sus operadores a reaccionar rápidamente y en cualquier momento, mejorando el rendimiento general de la línea. 

Con la introducción de los desapiladores de última generación, se ha logrado dar una mayor capacidad de buffer, y sorprendentemente, hacer más fácil la configuración y el cambio del material de empaque. Chapin dice que está muy contento con la elección que hizo. En su opinión, la clasificadora Optigrader, es una máquina increíble, con características y funcionalidades cuidadosamente diseñadas y preparadas para el presente y el futuro. 


Vea el video de la OptGrader aquí: